Ministro Villegas exhortó al pueblo venezolano a conocer las oportunidades que brinda el Petro para la economía cultural

Jornada_de_Debate_Criptomoneda_y_Economia_Cultural13.jpg

Prensa MPPC (07/02/2018) El ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas aseguró este miércoles 7 de enero, durante la jornada de debate: “Criptomoneda y economía cultural”, que las criptomonedas son una oportunidad para propiciar la dinamización del hecho cultural venezolano.  

Desde la Sala Juan Bautista Plaza de la Biblioteca Nacional, en Caracas, el titular de la cartera de Cultura reiteró que este tema no esta relacionado sólo al ámbito tecnológico sino, también, a las adversidades que se han sembrado sobre el pueblo bolivariano.  

 

No estamos abordando un tema tecnológico separado de una realidad geopolítica y económica alrededor de Venezuela. (...) Las criptomonedas son una oportunidad  que tenemos que conocerla. Debemos hacer los esfuerzos supremos por entender las oportunidades que éstas brindan”, sugirió.

 

Aseguró que el país es víctima de un cerco político promovido por el imperio norteamericano que ha desencadenado circunstancias materiales que golpean a diario la vida de los venezolanos.  

 

Hay en estos momentos un cerco que tiene expresión en varios ámbitos. Cada cierto tiempo aparecen oficios sobre movimientos, incluso militares, alrededor de la República Bolivariana de Venezuela”, dijo para afirmar que todas esas acciones quebrantan nuestra soberanía.

 

Tras este panorama, el ministro explicó que la cultura es el eje que, ante tantas adversidades, puede mantener la unidad del pueblo. “No se trata de cambiar un gobierno, de cambiar a un presidente, se trata de ponerle la mano a las riquezas de Venezuela y por eso es tan importante que en medio de las dificultades materiales que hoy tenemos, nos encontremos con nuestra identidad para que, por más difíciles que sean esas circunstancias, nos reconozcamos como parte de un todo”, expresó.

 

Y por eso la importancia de estas jornadas porque nuestra cultura, nuestra diversidad cultural es la amalgama, lo que nos une, lo que nos encuentra alrededor de lo venezolano, de lo afirmativo venezolano (...) En medio de las dificultades materiales cobra más importancia lo espiritual, lo cultural, lo hermoso, lo sublime, lo sencillo.”, agregó.

 

En este sentido, insistió que a pesar del  cuadro geopolítico y económico que desde siempre ha separado la cultura de la economía, hay que buscar las diferentes opciones de respuesta para alcanzar desde ambas  áreas la sustentabilidad de las dinámicas culturales.

 

En esa afectación surge la necesidad de buscar fórmulas, vías, alternativas para que la cultura venezolana no se detenga sino que por el contrario se expandan y se fortalezcan”, destacó.

 

Ningún cerco, ninguna amenaza es más grande que nuestra historia y nuestra disposición de este pueblo a salir adelante independientemente de las circunstancias que se le atraviesen. Mientras esté de pie un venezolano con al sangre en sus venas llena de toda nuestra historia, pues allí habrá un pedazo de de la República, un pedazo del proyecto de Bolívar, un pedazo del proyecto de Chávez”, finalizó.

 

El Petro como iniciativa a la guerra economómica

 

Durante la jornada, la economista y académica venezolana Pascualina Curcio contextualizó la criptomoneda venezolana, el Petro, dentro del marco geopolítico y económico que rodea el debate.

 

Aseguró que este nuevo mecanismo de intercambio comercial impulsado por el Gobierno Bolivariano es una respuesta contundente a las agresiones que impulsa Estados Unidos y sus aliados sobre nuestro país.

 

El Petro surge como una iniciativa para sortear el bloqueo internacional, para sortear esas alcabalas económicas que imponen los imperios mundiales. (...) El Petro viene a ser la respuesta de uno de los mecanismos de estas agresiones económicas que es el bloqueo financiero internacional y el embargo comercial”, explicó.

 

Nadie debería dudar en este país, sea chavista o de oposición, que el pueblo venezolano ha sido víctima de asedios y de agresiones económicas”, aseguró tras señalar que esta situación se viene presentando desde el año 1999, pero de una forma encubierta y que en la actualidad, ya es públicamente formal.

 

Sustentó, recordando: el “sabotaje petrolero y el paro general patronal” del año 1999; el desabastecimiento y la inflación inexplicable junto al bloqueo financiero internacional y el embargo comercial encubierto que desde el año 2007 pusieron en marcha las fuerzas imperiales; y la caída del precio del petróleo que se empezó a producir desde el año 2013.

 

Esas eran agresiones económicas que buscaban desestabilizar socialmente y, sobre todo, políticamente  y socavar el apoyo a la revolución”, dijo.

 

Sin embargo, reiteró que a pesar de ese contexto “Venezuela tendrá un ingreso para el año 2018 de alrededor de 40 mil millones de dólares” con compromisos de deudas por debajo a los del año 2017.

 

Por esto, el hecho de que se cuente con más ingresos para el país genera una amenaza para quienes hace cuatro o cinco años están detrás de estas agresiones”, dijo.

 

En este sentido, refirió el caso de China, principal comprador de crudo del mundo, que anunció importaciones de petróleo en petro-yuanes lo que significa para Estados Unidos la pérdida de poder para el dólar como moneda hegemónica del mundo. “Todo esto desde el punto de vista geopolítico es una amenaza para Estados Unidos”.

 

Pesar en el Petro y su aplicación

 

En la actividad el economista José Manuel Rodríguez  del  Observatorio Venezolano de la Realidad Económica, OVRE, instó a activar la economía cultural en Venezuela ya que, puede generar ingresos comerciales comparables con los que  producen los sectores industriales del país. "Sólo en obras de teatro, en Nueva York, en Estados Unidos, se produjo 26,9 mil millones de dólares en un año, casi 2 mil más que lo que en 10 años costó construir la Represa de las Tres Gargantas, en China. La economía cultural sí es un muy negocio negocio. De hecho, también es una herramienta de dominación y tenemos que estar claro en eso”, ejemplificó.

 

El Petro no estaba en el mapa de los norteamericanos, el Petro no estaba en sus mapas. Con subestimación decían los senadores que ellos dudaban que nosotros pudiéramos hacer esto. Entonces, esto los saca del juego”, declaró.

 

Por su parte, el secretario ejecutivo del Observatorio de Blockchain en Venezuela, Daniel Peña instó a asumir un cambio cultural respecto a las intenciones de cambiar Petros por dólares. “El primer cambio cultural que debemos tener, es comenzar a olvidarnos del tema de las divisas”, dijo tras garantizar que el mayor apoyo que los venezolanos le pueden dar a esta iniciativa es pensar en su aplicación y sustentabilidad.

 

Jornada_de_Debate_Criptomoneda_y_Economia_Cultural15.jpg

 

Propuestas para la implementación del Petro

 

Como parte de esta jornada de debates sobre las Criptomonedas y la Economía Cultural se llevaron a cabo seis mesas de trabajo, a través de la cuales cada plataforma abordó sus propuestas y planteamientos en torno a los alcances y desafíos de este nuevo mecanismo de transacción digital en el sector cultural.

 

Asimismo, reflexionaron en torno a las posibles contribuciones de la implementación del Petro en la creación, producción y difusión de la industria creativa y los usos de la tecnología de cadenas de bloque o Blockchain para el desarrollo de la cultura.

 

Al respecto, la presidenta del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), Aracelis García, como representante de la Plataforma del Cine y Medios Audiovisuales planteó la iniciativa de utilizar las criptomonedas para el financiamiento de proyectos cinematográficos en el país, así como el desarrollo de una legislación en torno al tema de la economía cultural, que contribuya a que el quehacer artístico y creativo sea tomado en cuenta en el valor agregado nacional.

 

Carlos Gómez, miembro de la Editorial Vadell Hermanos Editores, expuso desde la Plataforma del Libro y la Lectura la importancia de utilizar esta nueva moneda virtual para superar las dificultades en materia de importación de insumos necesarios para la producción editorial, ante el bloqueo financiero internacional que enfrenta actualmente la nación.

 

Por su parte, los representantes de la mesa de las Artes de la Imagen y el Espacio plantearon la necesidad de aprovechar las capacidades y conocimientos de los creadores venezolanos para utilizar los recursos que ya existen en función de potenciar el arte en nuestro país y “generar un circuito virtuoso que permita romper con el viejo esquema de comprar” fuera del territorio nacional productos y materiales para la actividad cultural.

 

En cuanto a la plataforma de Artes Escénicas y Musicales, Orlando Urbina, trabajador de Cantv, propuso la alternativa de utilizar el Petro para las contrataciones de artistas y músicos nacionales e internacionales, a través de acuerdos inteligentes que faciliten el pago de las presentaciones teatrales e interpretaciones musicales con criptomonedas.

 

Igualmente, Manuel Marcano, de la Plataforma Pensamiento, Patrimonio y Memoria, destacó dentro de los planteamientos “la colocación del mecenazgo como elemento importate para la búsqueda de recursos destinados a la recuperación de las obras patrimoniales de nuestro país” y para la creación de proyectos de protección y defensa de la memoria e identidad nacional.

 

La última mesa, conformada por representantes de la Misión Cultura, el Fondo Cultural del Alba y la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) añadieron al debate la implementación de estrategias para la creación de consciencia en las comunidades en torno a la importancia de esta nueva forma de transacción digital, que, precisó, se convierte en un mecanismo para la protección de losvalores y las raíces culturales que nos definen como nación libre e independiente.

 

Jornada_de_Debate_Criptomoneda_y_Economia_Cultural32.jpg