Se celebró el Corpus Christi en el sector el Recurso

IMG-20170614-WA0034.jpg

 

Prensa MPPC (17/06/2017) En un ambiente colorido lleno de alegría, devoción, música, baile, y hermandad se celebró el Corpus Christi, en el sector El Recurso de la ciudad de Maracay, donde más de 80 Diablos danzantes de Turiamo se rindieron ante el Santísimo Sacramento del Altar.

 

Como cada año el noveno jueves después del Jueves Santo o día del Santísimo Sacramento se realiza el Corpus Christi, tradición de la costa central de Venezuela. Su origen se remonta al año de 1582  para conmemorar la presencia de Cristo en la Eucaristía donde los diablos se rinden ante el Santísimo Sacramento  de Altar y recrean el triunfo ancestral del bien sobre el mal.

 

Esta tradición comienza en el sector el Recurso con el velorio de Corpus (construcción del altar) que desde muy temprano mujeres y hombres decoran sus altares mientras que un grupo de colaboradoras preparan la comida para todos los integrantes de la cofradía; horas más  tardes se encienden  las tres lámparas que representan Padre, Hijo y Espíritu Santo.

 Ya a las 12 del mediodía se escucha el sonido de cohetes que anuncia los tres brincos que hace el diablo en la puerta de la capilla. Horas más en la iglesia Nuestra Señora del Carmen se efectúa una misa, donde la comunidad se avoca con fe y devoción. Luego entre las 7 y 8 de la noche se empieza a escuchar varias voces en coro rezando el rosario en honor al Santísimo Sacramento.

 

 Entre trajes estampados de colores, cintas, máscaras de diablos y animales, alpargatas y campanas se van agrupan los Diablos Danzantes para ensayar, horas y horas. Llegada la madrugada toman un descanso para preparase para el jueves de Corpus Christi. Los habitantes del Recurso van saliendo de sus casas para recibir a más de 80 diablos que al ritmo de maracas, cajas, tambores o instrumentos de cuerda danzan calle por calle para espantar al maligno.

 

“Esta tradición tiene más de 40 años en sector El Recurso ha  ido de generación en generación, mi abuelo, tíos, primos y ahora mi hijo forman partes de los Diablos danzantes de Turiamo. Me siento muy orgullosa de esta tradición al verlos se me eriza la piel”. Expresó, Emma Zavala Tovar, habitante del sector El Recurso.

 

Johan Aguilera, Diablo Danzante de Turiamo, explicó “Empecé como una promesa al Santísimo Sacramento y desde ese momento hasta hoy tengo 36 años danzando. Estoy orgulloso de esta herencia que me dejaron mis ancestros”.

 

Juan Antonio Mijares, capataz Diablos Danzantes de Turiamo, “Tengo 58 años bailando desde que se me cumplió una promesa, rindo homenaje al santísimo. Invito a niños, jóvenes y adultos a que formen parte de la cofradía, para ser diablo danzante se tiene que   ser responsable, obediente y tener un gran amor por nuestro país”.   

 

Son muchas las anécdotas que se escuchan cada año cuando se celebra el Corpus Christi en el sector El Recurso, integrantes de las cofradías, colaboradoras, y habitantes cuentan cómo se ha manifestado el diablo antes, durante y después de estas fiestas.

 

“Una Vez se me rompió un rosario que tenía en el cuello, eran las 12 de la noche y estaba cociendo un traje para mi hijo que es un diablo danzante, cuando prendo la máquina se partió el cristo del rosario, eso fue porque el diablo estaba suelto”. Contó Emma Zavala Tovar, habitante del sector El Recurso.

 

Johan Aguilera, Diablo Danzante de Turiamo, comentó “En una víspera de Corpus iba para la casa de mi abuela y al llegar había una manada de perros bravos que no me dejaban entrar a la casa, ladraban muy fuerte, allí me di cuenta que era la presencia del maligno”.

 

Sin duda alguna esta manifestación une elementos de la tradición católica con  creencias populares y de raíz africana que refleja  la identidad y diversidad cultural de Venezuela, por ser tan importante, significativa y mantenerse de generación en generación por más de 400 años; en el año 2012 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).